¿Cuánto me va a costar reformar mi vieja cocina?

//¿Cuánto me va a costar reformar mi vieja cocina?
Candi Habitat cocina reformada con electrodomésticos y muebles incluidos

Es la pregunta del millón para quienes se enfrentan a la ardua tarea de rehabilitar o actualizar una de las estancias más importantes del hogar. Y es que, los precios de reformas de cocinas pueden variar enormemente dependiendo de múltiples factores. A continuación, intentaremos arrojar algo de luz sobre cuales son vuestras opciones para conseguir la mejor cocina al precio más económico.

Materiales y mano de obra
Sin duda, son los dos factores decisivos a la hora de fijar un presupuesto. Existen tantos tipos de materiales y calidades en el mercado que ajustarnos a un techo de gasto fijado de antemano resulta relativamente sencillo. Quizás lo tengamos más complicado con la mano de obra, pues si abaratamos en exceso este punto obtendremos unos pésimos resultados, de nada habrá servido decantarnos por buenos materiales si los acabados son nefastos. En resumen, intentad encontrar el equilibrio entre ambos.

Por partes: Dicho esto, el primer paso para calcular el coste de la reforma de una cocina es poner sobre la mesa todos aquellos elementos que precisan una renovación. Si la obra ha de ser integral, estaremos hablando de:

Candi Habitat cocina reformada mueble esquinero abierto

– Los muebles de cocina.
En este punto, debemos diferenciar el mueble en sí de la encimera, tiradores y grifería. La variedad aquí es asombrosa, pues disponemos de múltiples diseños con precios muy dispares dependiendo de la firma escogida. Además, en lo que respecta a muebles de madera y encimeras, los hay con decenas de acabados y tratamientos diferentes, lo cual desvía enormemente el precio. Y es que, no es lo mismo una encimera de resina con los cantos redondeados que otra con acabado en efecto cristal o de granito o mármol. Y después está la cuestión de los metros cuadrados… De hecho, la encimera nos puede parecer especialmente costosa, pues su precio puede elevar enormemente el presupuesto final de nuestra nueva cocina.

– Los azulejos y el suelo.
De nuevo la variedad impone el precio. La horquilla es amplísima de un extremo a otro, desde los azulejos más comunes, cerámicos, en un color liso y poco porosos a las populares baldosas hidráulicas que tanto se llevan ahora. Y después está la mano de obra, ya que necesitaremos la experiencia de un buen alicatador.

– La iluminación.
Puede parecer insignificante, pero hoy en día existen muchas posibilidades en una cocina, como la incorporación de luz indirecta o auxiliar bajo los muebles. Como siempre, podemos elevar tanto el presupuesto como deseemos. Eso sí, muy recomendable la incorporación de tecnología LED, un tanto más costosa en un principio pero sin duda rentable a corto plazo, sobre todo en una estancia como la cocina, donde necesitamos mucha luz que, además, suele permanecer encendida varias horas al día.

– La electricidad
Si hacemos una reforma integral de nuestra cocina  no nos quedará más remedio que abordar de nuevo la instalación eléctrica. Lo mínimo que suele recomendarse es habilitar un punto de luz en el techo, un interruptor simple, cuatro enchufes y las tomas de frigorífico, lavavajillas, lavadora, placa vitrocerámica o de inducción, campana, horno y microondas.

– La fontanería
Comprendería la instalación de tuberías para agua fría sanitaria, agua caliente sanitaria y desagües para fregadero, lavadora y lavavajillas. Renovar las tuberías no suele ser muy común a no ser que estemos hablando de una vivienda muy antigua.

– El falso techo y pintura.
Depende de la iluminación que incluyamos en nuestra cocina o de la ubicación de la campana extractora, podemos necesitan un falso techo o un codo de escayola, además de pintura nueva sobre el mismo.

– Los electrodomésticos.
Los hay inevitables, como la placa de gas,  inducción o vitrocerámica, la campana, el frigorífico, la lavadora o el lavavajillas, y opcionales, como el horno, el microondas o la secadora, aunque lo normal es dejar sitio en nuestra cocina para todos ellos. El precio de los mismos no varia enormemente de una marca a otra a no ser que nos vayamos a modelos muy exclusivos. Las medidas suelen ser estándar.

El coste de la reforma integral de la cocina
Ahora que tenéis claro cuales son los pasos a seguir en una reforma integral de la cocina y qué materiales, accesorios, electrodomésticos, etc. deseáis incorporar, llega el momento de hacer cuentas. Como os hemos indicado más arriba, si necesitáis ajustar el presupuesto, siempre será mejor hacerlo ahorrando en materiales, mobiliario o accesorios antes que en electrodomésticos o mano de obra. Y es que, al final, lo barato puede saliros muy caro, y a nadie le gusta tener que cambiar la lavadora tan solo dos años después de comprarla o ver como sus azulejos hidraúlicos han quedado destartalados porque el alicatador contratado no era mañoso.

Nosotros hemos querido hacer un promedio de lo que podría costaros la reforma de vuestra cocina, lo cual es difícil teniendo en cuenta la variedad que existe en el mercado al respecto y la diferencia del coste de mano de obra por hora dependiendo la provincia en la que nos encontremos y el profesional al que nos dirijamos, sin embargo, a grandes rasgos, esto es lo que hemos concluido:

Precios de reformas de cocinas
– Los muebles.
Es el apartado más caro si lo comparamos con el resto de epígrafes, y eso que, después del estallido de la crisis, los fabricantes bajaron enormemente los precios. Las diferencias entre fabricantes son grandes, pero haciendo una media podemos aventurarnos a decir que una estancia de unos 12 metros cuadrados nos saldrá por alrededor de 4.000 € como mínimo. Estamos hablando de una cocina sencilla, es decir, práctica, funcional, sin grandes lujos ni capacidad extra. El precio incluye el montaje de la misma. Si contáis con una cocina de entorno a los 5 metros cuadrados, podríais conseguir amueblarla por 2.500 € y quedar muy satisfechos. Obviamente, se puede hacer por menos y, claro está, por mucho más, en esto de las cocinas, el bolsillo manda.

– Azulejos y suelo.
Desde 4,50 hasta 19 € el metro cuadrado. Como veis, la horquilla de precios es enorme. Aunque no penséis que 19 € es un coste elevado, hemos encontrado baldosas hidráulicas a 198€ el metro cuadrado, eso sí, son para enamorarte, creadas de forma artesanal, de infinitos colores que podemos combinar a nuestro antojo para una misma estancia, diseños hexagonales…

En cuanto a la mano de obra para, por ejemplo, una cocina de 10 metros cuadrados, el precio oscila los 1.500 € y comprende picado y retirada de escombros, preparado de suelos y paredes, solado y alicatado. No incluye las baldosas o azulejos. Este precio es una estimación pues varia en función de la calidad de los materiales, la duración de la obra, las dimensiones de la cocina, etc.

– Iluminación.
El precio es imposible de determinar de forma generalizada ya que dependerá del coste de la lámpara, plafón o de los focos incrustados en el falso techo, sin contar con las tiras de LED tan populares hoy en día que se colocan en el zócalo de la cocina o bajo los armarios superiores para iluminar la encimera.

– Electricidad.
Entre 500 y 700 € es la tendencia de mercado para una cocina sencilla de unos 10 metros cuadrados.

– Fontanería.
Entre 600 y 800 € siempre que incluya la renovación de tomas y tuberías.

– Falso techo y pintura.
En este caso, el coste variará dependiendo de si optamos por escayola o pladur, de la altura del techo, de las irregularidades del mismo, del aislamiento que queramos introducir… Normalmente, el precio para un falso techo de pladur en una cocina puede salirnos por 30-35 € el metro cuadrado, a lo que habría que sumar la mano de pintura.

– Electrodomésticos.
Unos 3.200 € es lo que puede salirnos incluir el completo de electrodomésticos en nuestra cocina, sobre todo si optamos por una de esas modernas campanas extractoras de último diseño y marcas solventes y de reconocido prestigio.

Solicitar más de un presupuesto
Y antes de finalizar, aquí va un buen consejo, no os conforméis con lo primero que encontréis, existen mil opciones a vuestro alcance, así que, solicitad varios presupuestos para cada una de las reformas que debéis abordar. Podéis hacerlo cómodamente desde casa dirigiéndoos por email a las empresas que os generan más confianza.

En cuanto a los gremios, hay quien prefiere contratarlos uno a uno, es decir, primero a un fontanero, después a un electricista, más tarde al montador de cocina y escayolista…, y quien prefiere contar con los servicios de una empresa de reformas integrales, lo cual no deja de ser una buena opción si queremos ahorrar tiempo, problemas de incompatibilidades y dolores de cabeza pues estas empresas suelen encargarse del proyecto de forma integral.

Blog by Candi Habitat, obras y reformas en Barcelona 

 

 

 

Sin comentarios todavía.

Deja un comentario

Tu email no será publicado.