Diez imprescindibles para la reforma de un baño de auténtico lujo

//Diez imprescindibles para la reforma de un baño de auténtico lujo
Candi Habitat obras y reformas en Barcelona, reformas baños

Reformar el baño de nuestra casa es una de esas acometidas que siempre nos rondan la cabeza. Y es que, un baño con estilo puede poner la nota de color, sofisticación e incluso relajación a una agotadora jornada en la que lo cotidiano amenaza con desesperarnos. 

El baño es más importante de lo que pensamos, tanto si queremos preservar el equilibrio y bienestar no solo de nosotros mismos, si no de quienes nos rodean en el hogar, como en nuestro intento de hacer de toda la vivienda un espacio armónico donde imperen el estilo y la vanguardia.

De hecho, pensémoslo por unos instantes…, el baño es seguramente el primer espacio al que echamos un vistazo cuando llegamos por primera vez a un hotel. Y es que, esta estancia lo dice todo respecto al alojamiento, de la misma forma que lo dice todo respecto a nuestra vivienda y forma de vida.

El baño de un resort suele, incluso, superar con creces a ese conjunto de ducha, bañera, inodoro y bidé que tenemos en nuestra propia casa y que estamos deseando reformar.

Cómo reformar el baño para alcanzar la etiqueta de “luxury”

Todo baño que se precie y quiera conquistar la sofisticación y elegancia debería incorporar los siguientes diez elementos:

– La bañera, profunda e independiente. Podría ser de hidromasaje, pero eso no es lo más importante, lo verdaderamente esencial es que se convierta en el centro de referencia del baño. Una bañera exenta de diseño frente a la ventana o una incrustada en el suelo con borde de madera cambiarán por completo la estética del baño y nuestro concepto de descanso. Lo imprescindible: que sea elegante, funcional, sencilla, de líneas depuradas y sin artificios.

– La ducha. Con rociador efecto lluvia fijado en el techo, leds con distintas tonalidades de iluminación y de cristal o metacrilato por los cuatro costados si queremos emplazarla en el centro de la estancia, esa es la ducha ideal. Los lugares acristalados nos transmiten elegancia y amplitud, si tenemos espacio suficiente, esta será nuestra mejor opción.

– Lavabo doble, suspendido y de líneas puras. Con un lavabo de dos senos suspendido y sifón embellecido ganaremos amplitud y libertad de movimiento dentro del baño. Además, concede independencia a la pareja. Un proyecto de reforma de baño que apueste por la amplitud se descantará por esta opción, un lavabo exento sin mueble ni encimera o, mejor aún, lavamanos y encimera en una misma pieza para reforzar la sensación de continuidad gracias a la ausencia de juntas.

– Grifería inteligente. Los dispositivos electrónicos de uso táctil nos permiten incrementar el control sobre la temperatura, la presión y el caudal del agua, y cuentan incluso con temporizador, características que conllevan un importante ahorro energético y un consumo sostenible, además de una estética vanguardista. En un mundo en el que impera la escasez de agua y la expoliación de los recursos naturales está a la orden del día, la grifería inteligente nos permite gestionar el gasto de este bien tan preciado de forma sencilla, además de ofrecer ese punto de sofisticación que buscamos para nuestro baño.

– Suelos y paredes de microcemento y pavimentos continuos decorativos. Cemento, fibras, polímeros, colorantes…, forman parte de la composición de una de las tendencias mejor acogidas este año por los decoradores de interior y profesionales de la reforma integral de baños. Este material se puede aplicar en casi todas las superficies, es decir, nos libra de la necesidad de tener que alicatar de nuevo la estancia; es muy limpio, necesita un mantenimiento mínimo pero, sobre todo, da sensación de continuidad y nos permite obtener cualquier color y acabado deseados.

El microcemento es muy empleado en grandes superficies de lujo, tanto interiores como exteriores (oficinas, hoteles…), por su elevada resistencia, dureza y porque es antideslizante.

– Revestimiento cerámico. Una opción clásica con la capacidad de reinventarse año tras año, así lo demuestran diferentes firmas que este año han sacado al mercado un revestimiento cerámico efecto metales preciosos ideado para baños con diseños de lujo que buscan elegancia y la máxima calidad. Si tenéis la oportunidad, echad un vistazo a este tipo de revestimientos inspirados en plata, bronce y oro, el acabado es excepcional y el resultado visual, sorprendente.

– Mármol “forever”. Máxima expresión del glamour y buen gusto en décadas pasadas, el mármol vuelve con fuerza sacudiéndose la imagen de “sofisticación caduca”. Mármol blanco calcata o arabesco venato (decorados de forma natural con vetas oscuras) en suelos y paredes, grandes piezas dispuestas perfectamente que brindan al baño un toque clásico, personalidad, mucha luminosidad (en su variante pulida) y elegancia a raudales, sobre todo si lo acompañamos con un mobiliario y sanitarios minimalistas y de líneas puras a los que podemos incorporar detalles dorados. Lo que importa, aquí, es dejar espacio visual al mármol.

– Jardín vertical. Como bien sabéis, lo orgánico es vanguardia. Contar con un jardín vertical en nuestro baño es un auténtico lujo para los sentidos, pues es sinónimo de bienestar y frescura. Si nuestra apuesta a la hora de llevar a cabo la reforma integral del baño es por los ambientes cálidos y queremos dar a la estancia un toque natural, la madera, los tejidos puros y un jardín vertical en una de las paredes o visible tras la ventana deberían ser elementos imprescindibles.

– La luz indirecta, funcional y decorativa. A menudo, subestimamos el poder de la luz para crear ambientes únicos. Como hemos visto, el lujo, hoy en día, es sinónimo de sencillez, pureza, dinamismo y ligereza, de ahí que huir de ambientes recargados con demasiados artificios que evoquen la ostentación sea la tónica predominante en la reforma de baños de lujo. La luz indirecta, tenue y envolvente contribuye a la elegancia de baños sencillos. Leds colocados bajo el lavado suspendido en dirección al suelo o tras el espejo aumentan la sensación espacial y de recogimiento.

– Las vistas. Normalmente, a la hora de reformar el baño, nos obsesionamos con el tipo de cerámica, el diseño del mobiliario, el tipo de mampara…, para lograr ese efecto “luxury” que perseguimos y nos olvidamos de uno de los elementos más importantes del baño: las vistas.

¿Por qué nos preocupamos tanto por la imagen tras la ventana del salón o habitaciones y no de nuestro baño? Ampliar una ventana o convertir un antiguo muro en una pared acristalada son recursos que debemos tener en cuenta, también a la hora de ganar luz natural. Estaréis pensando que este tipo de acometidas solo son convenientes si gozamos de unas vistas maravillosas sobre el mar, un parque natural o la gran ciudad…, nada más lejos de la realidad. Si la ventana del baño ofrece vistas hacia un pequeño balcón o patio interior, ¿qué tal colocar motivos naturales como plantas o una cascada artificial en el exterior? Las vistas mejorarán radicalmente y, con ellas, el aspecto de nuestro baño.

Esperamos que hayáis tomado buena nota de nuestras recomendaciones porque con estas diez incorporaciones, vuestro baño pasará a convertirse en el de la suite de lujo de un gran hotel, una opción perfecta si os gusta huir de los convencionalismos.

Blog by Candi Habitat, reformas de baños en Barcelona 

Sin comentarios todavía.

Deja un comentario

Tu email no será publicado.